Blogia
c.dolores.escudero Obra

TODAS MUEREN A LOS QUINCE

TODAS MUEREN A LOS QUINCE

TODAS MUEREN A LOS QUINCE





Todas mueren a los quince.

( Diderot)


Pues lo hermoso no es más
que el comienzo de lo terrible.

( R.M.Rilke)


La estética del fracaso
es la única durable.

(J. Cocteau)






LIBRO PRIMERO




Debo tornar la situación lo más oscura posible
(y tensa hasta hacerla estallar)a fin de que el drama
sea inevitable, a fin de que podamos anotarlo el la cuenta
de la fatalidad.

( J. Genet)







Colmillos de león
Una luna uña. La casa metálica y sin mirilla.
Era abril era mayo.
A lo lejos sin migas de pan, sin responder.
Las bocas dejan escapar pequeños gritos,
se rinde el cuerpo; no es dulce volver la cabeza,
acercar el oído.

Un mono mecánico, de juguete, daba brillo a una botita
roja; sólo, cuando me lo comía todo.

Colmillos de león
Pájaros sin pluma.
Manojo que recitaba insultos o pesadillas.
Puse cerezas en un cesto de mimbre.

Colmillos de león
Claro que nada fue jurado. Llorar no es ser vencida (o).
Es natural imaginarse a los escorpiones con gesto breve.
Diríase
que
no
amanece.
No tienen alas los barcos.


))((


Zumban/ y arrasan los minutos de esta tarde
que no conoces junto a mí/
puta tromba/ y en tanto no brincan
los erguidos pájaros
negros desprendidos
y borrados/ tinaja/ o/ porcelana.
No se me olvida el idioma que aprendí
el idioma que traduzco con soltura/
matriarca/ las flores y son memos los versos/.
Barnizas en la lengua los mimitos/ recógete las mangas/
en desnudez por los pasillos la bata recién tendida/ tus
dedos como hiedra/
mienten y las navajas mienten harán saltar la mina
por los aires/ sin pólvora/
en salazón tobillos y muñecas.
Pero no supongas un alboroto.
Cancerosa está la matriz/ escote
los pechos tapizando la mesa de hambrientos comensales/
el agua no tiene olor/ aún no es verano
y se adelantan Moscateles
Albillos y Villanueva.
Introduce el aire de tus pulmones hasta los míos/
engalánate de domingo/ palpita mente/
dos aguardan trinidad santísima milagro de tizas
sobre el negro de pizarra.
La pena azula los blancos y dianas de certeros tiros
/ debe tener la carne morena/ no rompas
las redes que contienen olores de costumbre
somníferos y codeínas
penachos y criaturas que no se demoran en sostener.
Mienten
y
las
navajas
mienten.


))((


¿No puedes entender que me siento muy inútil sin ti?


))((


Estoy sola en el deseo.
No me avergüenza el vaso de agua en la mesilla;
tampoco hay que ponerlo, tener sed,
sólo cuando se ha abusado de la cantidad
de alcohol… pero
Estoy sola en el deseo y
rememorando tu cuerpo, mientras declaro
que no puedo hacer equilibrios
al compás del agua de lluvia y
no de tu carne.
Tus OjOs de un color que no acabo
de saber nombrar,
los espejos que te reflejan,
algodones,
coronándome en tu saliva.
Estoy sola en el deseo.
Donde se desliza tu cuerpo se afirma el mío.
Mi parte de mujer doliéndome, acotándome.
Las muñecas, las rótulas, el espinazo,
como fresas abandonadas por tu boca.
Estoy sola en el deseo,
tratando de encontrar el azúcar
que falta, o ser simplemente
idiota,
rugirte bocanadas en la ropa,
o solo abajo
abajo
ahí abajo
y que sea largo el tiempo.
Estoy sola en el deseo, acércate aquí,
ahora que
Estoy sola en el deseo,
altérame durante, al menos,
milnovecientosochentayseis años;
ahora,
que no recuerdo ninguna canción alegre;
ahora,
que no podría imitar tus manos.


))((


También a mí, como a Rimbaud,
hay muchas cosas que me conmueven
hasta hacerme llorar.


))((


En el ½ del día


Planeo accidentes imposibles.
Fábula Milesia= Inmoral.
Y yo afirmando. Mis corvas y tan difícil cesión,
una larga carta. Zalemas.
Devorando picaportes inútiles.
Sueño por cuarta vez, en lo que va de semana,
con el Parque Güell,
que corro perdida por entre sus columnas
-yo también, como ellas, inclinada- tú, riéndote
desde detrás del dragón de la fuente.
Yo o Blancanieves o F. Nietzsche.
Los lobos me acunan y empujan mi ternura.


En los ¾ del día


Deletreando mi cabeza bajo la luz


En 4/4 del día


Dans mes yeux les mondes, les morts.
Tout fragile.


))((


Para poseer algo o alguien, es preciso no abandonarse a él,
no perder la cabeza; en suma, ser superior. Pero es ley de
vida que se goza sólo aquello a lo que nos abandonamos.

( Cesare Pavese)


Hace ya un frío que no es amable; pero esta es mi estación,
que me transporta a locuras rápidas y a infancias hermosas
(¿alguna vez es verdaderamente hermosa la infancia?)
Posarse en las torres construidas con tristezas de pájaros
sobre las camisas que muestran, a duras penas, sus secretos,
en la forma curiosa que adoptan las piernas de los hombres
bajo los pantalones.
Algunas veces no sé estar ahí, no sé responder,
no sé ser una ruina obscena o coqueta; ni siquiera descuidada.

Suena como una gota de agua el saxo de Gil Evans
esta madrugada
-hay una línea que siempre rompe las madrugadas-
y hay siempre tormenta en los espejos; sin embargo,
no soy amiga de los espejos; de las tormentas sí.
A veces, a estas horas, solo es hermoso un naufragio
sobre la alfombra…
No sé si despertarte para decírtelo.


))((


El movimiento del limpiaparabrisas del coche
recordándome el de mis propias caderas cuando
estás cerca
o creo que lo
estás
o no
estás.


))((


Lo que aún me concierne, lo que no cede,
lo que me impide despreciar, lo que se nombra desorden,
lo que derriba, lo que no aísla…
No, no pretendo llegar a ninguna conclusión.
La retahíla podría continuar.
No te busco más fatigas.
¿Qué importa?
El pensamiento de tu presencia me exalta;
eso, si es palpable.


))((


Comprender que no se es continuación de nada,
que ningún dolor sabe a otro dolor,
que ningún placer sabe a otro placer; que hasta
el propio rostro cambia, cuando cambia el templo
que ampara la dirección de su mirada.
No, el deseo no se transforma, no se sustituye,
no se permuta; en todo caso se duerme, se enferma,
se sumerge, agoniza, muere.
Nace otro.


))((


Las torres no ven más allá.
Se desnudan las ruinas de mis bostezos, de mis inviernos,
de mis desconsoladas caricias.
Hurto templanza a los pájaros, escalo coherencias,
planeo accidentes imposibles (ya lo he dicho).
Inútiles monstruos, discretos, empuñan mi mano,
y los festejos que fueron ofendidos, toman venganza.

No me quieren tus años, no me quiere tu prosa,
no me quiere tu sombra.
Los entonces se conciencian espesos. La memoria
de humilde circunda peores frutos.
No me quedan atardeceres para cruzarte mi lengua avergonzada.
No hay ánimo que me absorba de esponja.
Me desconocen mis hijos y sus miradas imposibles; me
desconoces tú, y mis prudencias, dóciles, se ríen de mí,
¿no las oyes?.
Los dioses están de sobra, y yo me consumo
en apetencias de oasis.

Acueductos me niegan el paso; y el estado, mi estado,
me perdona, me excusa
de elocuencias de cedro.


))((



No hay dedos –solo arrugas- miles de dibujos formados
por el tiempo que he permanecido en el agua.
Baja la tensión arterial, y el resultado es agradable:
también los brazos, las manos, las piernas.

Estuvieron enojadas las cimas.
Se habían agotado los dulces paseos
por los barrios de tus dedos.

No te preocupes, mis brotes te saludan
y para la nieve de tus axilas, pongo cielos en cuclillas,
que no te derritan.
Mi sueño y tu socorro.
No olvides mi nombre y mi rumor.
He llegado a tus estanques, allí, donde hace tiempo,
preparaste mi casa de ninfa. Eran días más consolados,
tenía el aliento, así como un vuelo oblicuo y dulce,
llegaba a morirme de los encajes y las ventanas,
alcancé un hambre suave.

Ahora, venas y sonajeros, un taburete para el perro
y sus proezas.
Las tontas molestias de mi mano izquierda y mis rodillas…
no me escuchas.
Jaleas para la agresión.
Mencionas tus pequeños ojos oscuros en aguardiente.
Quieres desplomarte para insultarme…
no me escuchas.
No me escuchas.


))((


UN DÍA DE FEBRERO


Mis actos mejores… solo el espejismo
de los caminos que nunca sabremos.
¡Ah que sostener las sienes es un largo insomnio!

Estuve bien con el <>,
disponiendo prender fuego a los remordimientos.

Exposición de Piet Mondrian: “Nube rosa” 1906

¿Qué no hacer?


))((


UN DÍA DE ABRIL


Leonard Cohen me recuerda
la necesidad de un impermeable.

“That´s the store of my life” de Lou reed.


))((


UN DÍA DE MAYO


Mostraban tus ojos
el paraíso que perdías.

Leyendo a Bataille: “Lo imposible”


))((


VOYEUR


Se entinta en secreto
y acecha tras las puertas, las ventanas;
e incluso, las cortinas del cuarto de baño.
Quizá se agria mientras imagina
más de lo que sus ojos ven,
le gusta más perder que ganar su silueta,
y convencerse de querer pertenecer a la casta
de las estuatillas de arte negro que, algunas
malas lenguas y plumas, se empeñan en mostrar
como inspiración de una época de Picasso.
No criba ni arremete contra su turbación,
disfruta, simplemente disfruta; aunque no oiga nada,
y reconozca que jamás logrará tener inspiración
para vivir, activamente, una trama tan rumiada,
delicada y violenta.
No versificará este amable y gratuito placer,
porque no busca el homenajear a nadie; ni siquiera,

la savia dulce de su boca,
la izquierda de su hambre,
ni su onanismo siquiera.

Como si no tuviésemos suficiente
con la manzana que digerimos.


))((


                                             a Uberto Stábile (carta)




Que nada sobresalte tus pensamientos.
Madrid es octubre y yo también soy, fundamentalmente,
octubre.
Es el mes que me despliega –en verano me encojo
de evidencias-, el mes que me hace de cristal; en él
me siento, como otros en primavera, con más deseos
de amar, de ternuras.
Octubre es mi esquina, mi puerto, mi avenida,
el cielo, el mar en mi habitación y
hasta un idioma.

He jugado este verano a estar en casa.
He dejado vivir a las moscas.
He leído-escrito mucho.
He proyectado, proyectado…
El placer, creo que, perdió un poco de inocencia.
Me he desnudado fundamentalmente, para dormir;
también para el jazz.
En silencio he cabalgado sobre centauros; en la palabra,
he sido mi propio estado de excepción.
Una noche descubrieron el centro de mi mundo; he estado
tres días arrasando fronteras.
Me escribió una vieja amiga que lleva seis años
secuestrada por apellido nuevo, seis años.
Me he indignado con esos dos triángulos/estrella
que hacen el 69 sobre las bocas del resto de la humanidad.

¿Qué más?
Que tengo las piernas poco andarinas; pero el corazón
en carrera.

¡Ah,
lo más hermoso de estos tres meses!: una bandada
de palomas sobre la cabeza de M…
un bosque lleno de hiedra, lloviendo a cántaros
y los tres bastante borrachos,
y una noche que me saqué los ojos,
para que ciega, me leyesen poemas hasta la madrugada
(muy bajito y al oído).

Un beso laaaaaargo
laaaaaaaaaaaaargo; y ya sabes:
“El tiempo no puede seguir siendo sólo tuyo”
(de una canción de Carolina)


))((




LIBRO SEGUNDO




¿Cómo podría amarte más
sin tener que convertirme en un criminal?

( R. Lowell)





PAN DE CERA


Duermo en la sexta estación
antes del cielo.
Irrumpo en las encrucijadas.
Alguien debería confirmar la existencia
de esa calle donde suelo verte en sueños.
No es el alfabeto del demonio,
no es el idioma de los infiernos.
Un espantapájaros de ancha chaqueta
me ofrece un billete para viajar
a través de tus heridas.
Digo que las medusas, de pura apariencia suave,
producen las rozaduras más dolorosas
sobre la piel.
Entrego a Incola Sacco una ampolla
de cicuta que él rechaza.
Los ángeles nos han abandonado.
Los naipes me obedecen.
Cuando mi padre llora,
convierte mi odio en un paisaje vacío.
Debo creer, firmemente, que la resurrección
viene del polvo, que sentada sobre el trono
de este reino, soy inocente, que mi último techo
es tu clemencia.

este pan es de cera.


))((


I TRIED
(canción)



Lloro el sueño que huye.
La casa comienza a enfriarse,
quisiera besarte,
no me atrevo con el vacío.
Mi boca trepando al tejado del edificio.
Nada me convierte en lo que soy.

Ser consolada,
no descarto el correo.

Todo sigue ocurriendo como un susurro.
Su cuerpo seguirá desnudo y suave,
seguirá oloroso y templado
como el año pasado,
como hace cuatro años,
como el lunes.

La lluvia no arrastra las montañas;
a mí tampoco.
Llevo demasiado tiempo escribiendo
un poema de amor, demasiado tiempo
sin saber lo que sé.

Nada es suficiente; pero aquí,
deberíamos estar siempre abrazándonos.

Lo intenté.


))((


MIENTRAS TODO CABALGUE



No me robes para el amor
el tiempo que te robo para
el diálogo.

No consientas en buscar la cerradura
dónde pueda encajar tu llave.

Forzaré el mundo,
haré trampas en el mecanismo
de todas las ruletas,
no te convenceré,
no electrificarás tu puerta para mí.

No encuentro motivos
para pisar, a fondo, el freno.


))((


TODO LO QUE QUIERO HACER

(Bob Dylan)




No estoy menos perdida
que cuando no te añoro.

Una ciudad para el deseo.
Me llevas en la punta de tu pluma
trazando estrechas avenidas.
lo que no podemos bailar ninguna tarde,
lo remoto que no nos olvida,
lo diferente, lo que atraviesa.

Guiñándoles toda clase de pruebas
Por supuesto todavía
Admitiendo azúcar
Flotando en cualquier parte
Besos en el oído
Visceralmente

Impacientándonos con lo mágico
Varias veces durante la noche
Una vez en el vacío
Volando sobre el orden de esta ciudad
Convenciéndonos de la existencia de un millón
en nuestros bolsillos.

Una puerta no debería estar cerrada
Nada termina ahí.

All i really want to do.


))((


LOVE IS IN CONTROL
(canción)



Contrólame
más que al aguardiente
o al largo de tus uñas.
Piensa que puedo ser el séptimo
camino que conduce al primer cielo.
Contrólame
como a un semáforo,
crecida de río,
o interés de crédito.
Piensa que puedo ser la esquina
donde ejerzas tu oficio.

Contrólame.
Diviérteme.
Recoge los pedazos.


))((


¡CUANTO SUONO QUI PERDO PER TE!
(canción)

                                                     a Lu




Nunca pensé que te invadiese la locura; pero
si era posible que me atacase a mí, al contemplarte
en aquel estado.
Dosifiqué la medida de ron
que tenía sobre la mesa,
y acerqué, más, mi cara a la tuya,
por si ese gesto te honraba.

Yo no quise decir, nunca, que mi amor
fuese capaz de introducir el mundo
en tu puño; ni que una garganta, como la mía,
podría interpretar un aria de ópera
felizmente.

He querido esconder las llaves
de los cuartos oscuros,
las iniciales que nos advierten,
y las armas, puntiagudas, que amenazan
nuestros artesanales bordados.

No podemos seguir viajando
como un óxido.
Nuestras vidas no tienen suficiente
hierro para mantenerse y soportarlo.
La lógica es un ataque, amor mío,
igual que la casa que me mostraste como tuya,
igual que el olor hermoso que traías
después de no verme en dos semanas.

Cuando mis dientes rechinan
ignoro que hora marcan los relojes,
y nada me da la impresión de que están
interrumpiendo el paso de las banderas,
arrugadas, pero gloriosamente vencidas.

¿Podrías alargar la luz
de este relámpago, para
que finalice la lectura de un
Thomas sereno?


Quería no morirme de sed,
por eso exprimí tu corazón
en pleno día y apasionadamente,
por eso arrebaté todos los jugos
que descubrí en tu cuerpo; y si algo
había mineral en ti, lo puse en erupción.
Era solo para mis labios.

Nadie protege mis delirios,
pero tu me circundas de mieles
y de océanos; por eso reservamos
una habitación para los asesinos.
Ellos ,no serán sanguinarios.

Tal vez,
debamos quedarnos.


))((


AVESTRUZ



¿Crees acaso qué ella es una ciudad
dónde tu puedes estacionar tus tanques.
Una boca dónde tu puedas colocar
constantemente tu taza.
Una maldición que escupir a todos
los habitantes de la ciudad.
Un aguacero.
Una cucharada de miel.
Un espejo.
Un agente deteniendo a todo
el que te mire mal.
Una iglesia románica dónde
refugiarte cuando hace calor.
El Séptimo de Caballería arrasando
a los indios que pretenden tu cabellera?

¿Crees acaso qué ella es
una pomada antiinflamatoria.
Que es la herencia de los padres
que nunca tuviste?
¿Una mentira
Un blues
Un cuerpo siempre desnudo
Un poema de amor
Un disfraz invisible?

Tú no eres un ser humano.
Tú eres una avestruz dramática.


))((


TODO RELIGIÓN, ESTA




Tiémblame con tus manos,
más adentro,
más.
No concluyas la oración,
alarga la letanía,
no abandones el templo,
prosigue en el altar.
Siéntame a tu diestra,
repósame en tu sagrado corazón –en ti confío-
ángel guárdame,
voz de mi conciencia
y mi delito.
Grábame tus mandamientos,
confírmame,
confírmame.
Dame tu cuerpo y tu sangre,
la paz para el sueño.
Guarda mi fe,
ámame como a ti mismo,
pídeme la vigilia y el desvelo
hasta que cante el gallo.
Toma mis dos mejillas,
ábreme como al mar Rojo,
multiplica días y noches.

Resucítame.
Resucítame.


))((


INCIDENTE




Nunca he aprendido lo que otros
saben; tal vez sea una religión
o una moral.
Esta ciudad me hace extraña
a mi ropa y todo lo que deseo
cuando estoy en la calle,
es una ventana para asomarme
hacia dentro.
No me interesan las historias que se cuentan
con voces de extrañeza,
las historias donde no pueden invertirse los personajes.
Todo está escondido bajo las mesas
donde yo apoyo mi bebida.

Nadie llega para besar
tu propio deslumbramiento,
para planear la forma
de seguir viviendo.
La noche estalla cuando mis ojos
no te advierten; pero aquí nadie
se da cuenta de quien es el más
débil en lo innecesario.
No preguntamos nada,
no demandamos nada, y nos van
llamando asesinos,
violentos sacudidores de su dignidad.
Búscame dentro del bolsillo derecho de tus ojos.
No te detengas
y sigue tirando de mí.
Imagínate que me necesitas.
Me sobran razones para no razonarte nada
de lo que te digo.
Corre el riesgo de aporrear mi puerta,
de entrar y ocupar mis dientes,
de machacarme la cabeza después.

Eso bastará.


))((


Pon dos tortugas para arrastrar
nuestro carruaje
mientras recorremos el mundo.

Acaríciame durante el trayecto.


))((



UNA MIRADA


Pero no te lo agradezco.
Te tomo,
y vivo

( A Lowell)




Una última mirada. Una más.
Una mirada de decisión. Una
mirada de aclarar trampas.
Una mirada de licores sobre la alfombra.
Una mirada de invitación ;de regresar a
donde gimen las sirenas porque Ulises
no acude a su llamada; de despertar
a mi lado y más abajo aún.
Una mirada de cómplice.
Una mirada de penúltima hora.
Una mirada.
Una más.
Una última mirada.


))((


AL ESTE DEL EDEN
(película)




Más allá, desde un paraíso
que atemoriza porque no se ven
tus manos

y un diluvio de piedras
abre la ventana del mensaje.

Más allá…
Dios debió
maquillarnos
antes de la expulsión.


))((


CORAZÓN CANSADO




Todo el mundo tiene un corazón cansado,
y yo necesito una actitud nueva que me permita
enfrentarme a todos los derechos
que no me pertenecen.
Deberías aprender a pronunciar mi verdadero nombre,
y deberías golpear, sin fingir, el tiempo
y el lugar que no es un paraíso.
Todos tenemos el corazón cansado
y repetimos los mismos planes inútiles,
y no ardemos sobre nuestros perfiles.
Escuchamos una y otra vez la misma canción,
recitamos una y otra vez el mismo texto
como esperando el mensaje oculto,
la señal para salir y buscar.
Todo lo que necesitamos saber está
al lado izquierdo de nuestro pecho,
y nos importan más las botellas vacías
de Dylan Thomas, que todas las bodegas que poseéis;
y más, lo que todavía no está, que lo más profundo
de lo que os acompaña.
Sabemos que la luz no está muerta
y que la lluvia no es un regalo; sino una señal
que nos abraza sin detenernos.
sabemos que apretar los dientes
no significa retroceder, que la compañía de un fantasma
vale infinitamente más que vuestros congresos y partidos.

Y así, ahora que la noche viene
a bailar conmigo, y no siento miedo,
ahora que los hombres dedican diez segundos
a preguntarse antes de copular con sus esposas,
y no siento miedo; ahora que me conoces mejor
y sabes que, sobre todo, tengo un corazón cansado,
ahora que nada va demasiado bien,
me pregunto: si los perros pensarán
que aquí, todo es una broma.


))((


EXTREMO




Mi placer
era todo su placer…

Y se reía.


))((


ESA BATA




Ponte esa bata cinco segundos,
el tiempo preciso para quitarte
todo lo que te han enseñado,
para quitarte la respiración
no dedicada a mí,
el cansancio y las pesadillas,
los rezos, en voz baja, de tu madre;
para quitarte la sombra
de lo que creíste amar.

Cinco segundos,
el tiempo preciso para quitarte
esa bata.


))((


NO ES UNA ENFERMEDAD




Yo tengo tu caja de pinturas
Yo tengo el libro de poemas
de Breton
Yo tengo tus platos y
tu comida
el diccionario y
la máquina de escribir
Yo tengo tus zapatos y
tu abrigo
el jabón la colonia y
el peine
Yo tengo la cinta de July Driscoll
Yo tengo tu sombra.

No pierdas mi dirección.


))((


CITA A LAS SEIS




En la calle que me abrasa
como un infierno.
En tu costado derecho que es
mirarte, mirarte y desear.
En las lunas nuevas, donde
y cuando no soy fecunda.

A las seis sin confort,
como extranjera.

Para que me acompañes
a recorrer la ciudad.
Cítame a las seis en cualquier
estación para no despedirnos,
en un escaparate vacío.
reconóceme por el olor a ti.
Tócame nada más llegar.
A las seis en tu ternura.
Cítame para no regresar,
para un ritmo del que no me arrepienta,
para hacerme tu argumento.

Cítame a las seis
para dudar de todo,
menos de ti.


))((


Señora, tres leopardos blancos
se sentaron bajo el enebro.

(T.S.Eliot)




No solo
cuando los días son fiesta
y los lunes huelen a otro mundo.

No solo
cuando preparamos sabrosos manjares.

No solo
cuando te ríes porque él ha comenzado
a entonar una canción, y desafina
más que Dylan en sus mejores tiempos.

No solo
cuando amas más locamente que Breton
o que Apollinaire a Lou.

No solo
cuando encendemos diez minutos de delirio,
cuando compramos flores engañando al fin de mes,
cuando creemos haber superado todo el temor.

No solo
al mover tus caderas con los Rolling,
al hacer brujerías una noche,
al pisar distraídamente una cucaracha,
al hablarme de lo que te invade cuando
oyes lamentarse a tus padres.

No solo
cuando todo lo que perdemos
es todo cuanto tenemos.


))((


APODERANDOSE DE MI




Bebemos ron durante toda la tarde,
cenamos despacio mientras me dejas
mirarte a los ojos.
No saludamos a ningún conocido
prolongamos el tiempo porque
conocemos nuestro oficio
no nos olvidamos nuestra piel
bajo ninguna mesa
te confieso lo que deseo
me prometes lo que busco
me desnudas
atacas lo que conservo
planeamos un viaje
lamo tus ojos
pones descuido en ninguna parte
pareces un avión
pareces un pájaro
pareces una afirmación
no hay publico que juzgue
perdemos moral y zapatos
hablamos de un sueño
nos convencemos de ser incurables
de estar en desahucio.


))((


PATRÓN MODELO




Solo, que quien protagonizaba la película
no se parecía demasiado a ti.
Quería estar a salvo de los arañazos
que marcan la cara a los traidores,
contentarme con tener mis piernas
-aunque duelan-
y transgredir las leyes que prohíben
escapar de esta cloaca.

El tiempo es una montaña pervertida
cuando no te reconozco,
y siempre que el sol sale
hay un tesoro que me gustaría entregarte.
Nunca se está demasiado tiempo bien acompañado,
nada explica la escritura de nuestros testamentos.
Todos conocen lo que nos avergüenza,
y lo que fue un pequeño acuerdo
en un día cálido.

Yo he elegido ya.
Antes de bifurcarse el camino
había huido para refugiarme
en tu memoria.
Nada hay que corregir sobre
nuestros lienzos.
Solo hay un modelo
que nos interesa a ti y a mí.


_









EPÍLOGO
(Poema de Adriene Rich.
"Antología Poética 1951-1981" Traduccion Miriam Díaz-Diocaretz. Visor.1986, Madrid.)

<<Todas mueren a los quince>>, dijo Diderot,
y se convierten en leyenda y parte en tradición.
Sin embargo, aún ojos sueñan con inexactitud
tras ventanas cerradas que se empañan con vapor.
Deliciosamente, cuanto pudimos haber sido,
cuanto fuimos -fuego, lágrimas,
ingenio, gusto, ambición consumidos-
agita como el recuerdo de un adulterio no consumado
el agotado y flácido pecho de nuestros años maduros.








"Todas mueren a los quince".
(c) C.Dolores Escudero.
Finalista Premio "Cavallers de Neu", 1986
Editorial MALVARROSA/ poesía.
Valencia. 1988

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres